Componentes de la Junta    


 

Elegida en el año 2002, después de muchas vicisitudes, tomó posesión el día 18 de Julio. La Junta está convencida de que, después de 12 años, hay que corregir el equivocado rumbo del Colegio y de que, la labor que tiene por delante es tan difícil como necesaria. Acercar el Colegio a los colegiados y hacer de esta institución un lugar de encuentro para los veterinarios de Zaragoza. Que los locales colegiales se queden pequeños y no estén siempre vacíos, como hasta ahora.

Mediante estas páginas quieren estar en continuo contacto con vosotros y responder a las ilusiones creadas con la elección de la nueva Junta. Ante todo quieren actuar con justicia, sin discriminar a ningún colegiado frente al resto y actuando dentro de la mas estricta legalidad.


Junta de Gobierno

 

La labor de la Junta es la de conciliar las diferentes posiciones de los colectivos que componen el Colegio, atendiendo a la peticiones de los más numerosos y a las de los colegiados individuales.

La labor de la Junta no es la labor de 5 ó 7 componentes del órgano colegiado, sino que su principal labor, en la que creemos que hasta ahora hemos fracasado, es la coordinar y unir los esfuerzos de los colegiados. El problema se plantea cuando los esfuerzos de los colegiados no van en la misma dirección. Cuando el deporte colegial es "quítate tú, que me pongo yo". Cuando los colegiados son incapaces de "echar" una mano y se aprueban los presupuestos con la asistencia de 12 colegiados o los Estatutos con la presencia, en este caso masiva, de casi 90 de ellos, sobre un total de casi 800.

Tan solo se modifica, el panorama, con la presencia de los "dinamiteros", cuya principal ocupación es la de volar, cueste lo que cueste, los pocos logros de la Junta, recurriendo a métodos mafiosos, mintiendo y negando hoy, lo que, ayer defendió.

 

No obstante, la Junta, sigue trabajando por conseguir un Colegio que sirva para algo, dando entrada, en él, a los estudiantes, que son los veterinarios que, llegado el día, se harán cargo del mismo.

 


 

Principales funciones del Colegio:

 

Artículo 5º. Funciones.

·      Adoptar, en el ámbito de su competencia, los acuerdos necesarios para ordenar el ejercicio profesional y cuidar de que éste alcance el adecuado grado de calidad y sirva a los intereses generales.

·      Garantizar una organización colegial eficaz, promoviendo la descentralización territorial y el funcionamiento de secciones especializadas, fomentando las actividades y servicios comunes de
interés colegial y profesional en los órdenes formativo, cultural, administrativo, asistencial y de previsión. A estos efectos, podrá establecerse la colaboración con otros colegios profesionales y entidades legalmente constituidas.

·      Ejercer la facultad disciplinaria sobre los colegiados en el orden profesional y colegial.

·      Procurar la armonía y colaboración entre los colegiados e impedir la competencia desleal entre los mismos.

·      Intervenir, en vía de conciliación o arbitraje, en las cuestiones que, por motivos relacionados con la profesión, se susciten entre los colegiados, todo ello sin impedir, en caso alguno, el ejercicio de las acciones judiciales que procedan, incluidas las que garanticen derechos constitucionales.

·      Informar los proyectos de normas de la Comunidad Autónoma que afecten a la regulación del ejercicio de la profesión.

·      Establecer criterios orientativos sobre honorarios profesionales.

·      Realizar los reconocimientos de firma o el visado de proyectos, informes, dictámenes, valoraciones, peritajes y demás trabajos realizados por los colegiados en el ejercicio de su profesión, así como editar y distribuir impresos de los certificados oficiales y de otros impresos destinados a normalizar y facilitar los actos profesionales y que, para estas funciones, aprueben los órganos de gobierno.

·      Impedir y, en su caso, denunciar ante la Administración, y perseguir ante los tribunales de justicia, todos los casos de intrusismo profesional que afecten al ejercicio de la profesión.

·      Mantener un activo y eficaz servicio de información sobre los puestos de trabajo a desarrollar por veterinarios a fin de conseguir una mayor eficacia en su ejercicio profesional.

·      Encargarse del cobro de las percepciones, remuneraciones u honorarios profesionales, cuando el colegiado lo solicite libre y expresamente, en el caso de que el Colegio tenga creados los servicios adecuados y en las condiciones que se determine reglamentariamente.

·      Organizar cursos de carácter formativo y de perfeccionamiento profesional.

·      Organizar los servicios asistenciales, de previsión y otros análogos que sean de interés para los colegiados.

·      Administrar la economía colegial, repartiendo equitativamente las cargas mediante la fijación de las necesarias cuotas de aportación, recaudándolas, custodiándolas y distribuyéndolas según el presupuesto y necesidades y llevando una clara y rigurosa contabilidad.

·      Autorizar, motivadamente, la publicidad de sus colegiados de acuerdo con las condiciones o requisitos que se establezcan en los estatutos del colegio y legislación aplicable.

·      Colaborar con las Administraciones públicas en materias de sus respectivas competencias en la forma que establezcan las disposiciones vigentes. Ejercitar aquellas que les sean atribuidas por la legislación básica del Estado y la legislación sobre Colegios Profesionales de Aragón y las que le sean delegadas por las Administraciones públicas o se deriven de convenios de colaboración con éstas.

·      Facilitar a los Tribunales de Justicia la relación de los colegiados que pudieran ser requeridos para intervenir como Peritos en asuntos judiciales.

·      Todas las demás funciones que le sean atribuidas por las disposiciones vigentes y que beneficien los intereses profesionales de los colegiados o de la profesión.


 

Dimiten dos componentes de la Junta de Gobierno del Colegio
Después de más de 2 años sin participar en la vida colegial y sin asistir a las reuniones de la Junta de Gobierno, la Secretaria, Pilar Vicente Escriche y el vocal, Domingo Ochoa, han presentado la dimisión al Presidente del Colegio. Éste las ha aceptado inmediatamente.

Los dimisionarios eran dos de los componentes de la lista de D. Francisco Álvarez, que por unas difíciles de entender normas electorales, ya derogadas, accedieron a la Junta de Gobierno.

Esta decisión pone fin a una situación que nunca debió de producirse. En estos momentos los Estatutos obligan a que las candidaturas sean completas y cerradas.