Boletín Oficial de Aragón


SECCION BOA III. Otras Disposiciones y Acuerdos
Rango: Orden
Fecha de disposición: 14 de mayo de 2003
Fecha de Publicacion: 16/05/2003
Número de boletín: 59
Organo emisor: DEPARTAMENTO DE AGRICULTURA
Titulo: ORDEN de 14 de mayo de 2003, del Departamento de Agricultura, por la que se regula la vacunación antirrábica obligatoria de la especie canina y se organizan las campañas oficiales de vacunación.

Texto

    ORDEN de 14 de mayo de 2003, del Departamento de Agricultura, por la
que se regula la vacunación antirrábica obligatoria de la especie
canina y se organizan las campañas oficiales de vacunación.

    La presente Orden trata la regulación de la vacunación antirrábica y
de las campañas oficiales de vacunación de la misma con carácter
indefinido en el tiempo, en lugar de su tradicional ordenación anual.
La situación epizootiológica respecto a la rabia, en el ámbito del
ciclo epidemiológico urbano, ha permanecido estable desde los últimos
años por lo que se estima conveniente regular la vacunación con
carácter indefinido. Ahora bien, esta situación epizootiológica se ha
logrado gracias a la sistemática de lucha preventiva contra esta
enfermedad, por lo que se entiende conveniente y necesario continuar
con la inmunización de la población animal y muy especialmente de la
especie canina.

    Los importantes cambios estructurales que se han producido en España
tras su incorporación a la Unión Europea, que implican la
desaparición de las fronteras internas entre los Estados miembros,
incrementan el riesgo de difusión de las enfermedades infecciosas de
los animales y otras patologías. La sanidad animal es un factor clave
en la garantía de la salud pública, siendo competencia de los poderes
públicos organizar y tutelar la salud pública a través de medidas
preventivas, y de las prestaciones y servicios necesarios (art. 43 de
la Constitución Española).

    La Ley 8/2003, de 24 de abril, de Sanidad Animal contempla como parte
del sistema preventivo para impedir la aparición y desarrollo de las
enfermedades una serie de medias sanitarias de salvaguardia (art. 8)
al objeto de prevenir la introducción o difusión en el territorio
nacional de enfermedades de los animales de declaración obligatoria
previstas en el Código Zoosanitario Internacional de la Oficina
Internacional de Epizootías o en la normativa nacional o comunitaria,
en especial de aquéllas de alta difusión, o para prevenir la
extensión de tales enfermedades en caso de existencia de casos
sospechosos o confirmados o de grave riesgo sanitario. Entre estas
medias sanitarias de salvaguardia se contempla la realización de un
programa obligatorio de vacunación.

    Esta misma Ley establece (art. 7) una serie de obligaciones de los
particulares en relación con la prevención de las enfermedades de los
animales, y más concretamente la de aplicar y llevar a cabo todas las
medidas sanitarias impuestas por la normativa vigente en cada caso,
así como las medidas sanitarias obligatorias que se establezcan para
prevenir las enfermedades de los animales, o consentir su aplicación;
así como poner los medios necesarios para que se puedan realizar las
citadas medidas con las debidas garantías de seguridad, tanto para
los animales objeto de aquéllas como para el personal que las
ejecute. De forma más específica referida a los animales de compañía
el artículo 12 de la Ley 11/2003, de 19 de marzo, de protección
animal en la Comunidad Autónoma de Aragón, prevé que la
Administración autonómica ordene, por razones de sanidad animal o
salud pública la aplicación a los animales de compañía de las
vacunaciones y tratamientos obligatorios que se consideren
necesarios. Por su parte el Reglamento que desarrolla la Ley de
Epizootías de 20 de diciembre de 1952, aprobado por Decreto de 4 de
febrero de 1955, prevé campañas de lucha contra las epizootías,
pudiendo ser motivo de tratamiento sanitario obligatorio y preventivo
la enfermedad de la rabia.

    A las actuaciones de vacunación resultará aplicable el Decreto
29/1995, de 21 de febrero, de la Diputación General de Aragón, de
gestión de residuos sanitarios en la Comunidad Autónoma de Aragón,
modificado por el Decreto 52/1998, de 24 de febrero, de la Diputación
General de Aragón, respecto a los requisitos mínimos exigibles en la
gestión de los residuos sanitarios, con el fin de prevenir los
riesgos que dicha gestión genera tanto para las personas directamente
expuestas a los mismos como a la salud pública y el medio ambiente.

    En virtud del artículo 35.1.40ª del Estatuto de Autonomía de la
Comunidad Autónoma de Aragón, por el que se otorga a esta Comunidad
Autónoma la competencia exclusiva en materia de sanidad e higiene;
correspondiendo al Departamento de Agricultura las competencias en
materia de sanidad animal, de conformidad con el Decreto 1/2000, de
18 de enero, del Gobierno de Aragón, por el que se aprueba la
estructura orgánica del Departamento de Agricultura.

    Por todo lo expuesto, se ordena lo siguiente:

    Sección Primera. Disposiciones generales
Primero.-Objeto y eficacia.

    1. La presente Orden tiene por objeto ordenar las actuaciones de
vacunación antirrábica de los distintos animales susceptibles de ser
portadores de la enfermedad de la rabia decretando la vacunación
obligatoria de los perros, así como estableciendo las medidas
necesarias para el desarrollo de la campaña oficial de vacunación.

    2. La presente Orden tendrá eficacia a partir del 16 de mayo de 2003
y hasta en tanto no sea modificada por otra Orden posterior o
disposición de carácter general.

    Segundo.-Especies objeto de vacunación obligatoria.

    1. Deberán vacunarse obligatoriamente con carácter anual todos los
animales de la especie canina de más de tres meses de edad, con
alguna de las vacunas autorizadas, de forma que se asegure su
permanente protección frente a esa enfermedad.

    2. La vacunación de los gatos y otros animales tendrá carácter
voluntario.

    3. Los animales citados podrán ser vacunados acogiéndose a las
condiciones establecidas en esta Orden durante el calendario de la
campaña oficial de vacunación o de forma libre a lo largo de todo el
año.

    Tercero.-Vacuna.

    La vacuna a aplicar deberá ser alguna de las oficialmente
autorizadas, a base de virus inactivados y con una protección
inmunitaria mínima de dos años en perros.

    Cuarto.-Dispensación.

    La dispensación de la vacuna se hará a través de las oficinas de
farmacia, entidades o agrupaciones ganaderas y los establecimientos
comerciales detallistas, legalmente autorizados, según se establece
en el Decreto 197/1998, de 9 de diciembre, del Gobierno de Aragón,
por el que se regulan las condiciones de distribución, dispensación y
utilización de medicamentos veterinarios y preparación,
comercialización y utilización de piensos medicamentosos en la
Comunidad Autónoma de Aragón.

    Quinto.-Exigencias en la vacunación.

    Previa a la vacunación se realizará por parte del veterinario
actuante una anamnesis exploratoria del animal, que justificará la
idoneidad o no de la inmunización.

    Sexto.-Justificante de la vacunación e identificación de los
animales.

    Una vez vacunados los animales, el veterinario que efectúe la
vacunación cumplimentará la corresponde Cartilla Sanitaria.

    En el caso de animales que se vacunen por primera vez o que carezcan
de una Cartilla Sanitaria, así como de la chapa de identificación de
lucha antirrábica que se une al collar del perro, se hará entrega a
su propietario de esta documentación debidamente cumplimentada por el
veterinario que efectúe la vacunación, haciendo constar las
características de la vacuna utilizada.

    Séptimo.-Control de las vacunaciones.

    Toda vacunación antirrábica que se realice fuera de la campaña
oficial deberá ser comunicada al Coordinador de la Zona Veterinaria a
la que pertenezcan los perros vacunados antes del día 31 de diciembre
de cada año, mediante una relación de características similares a las
mencionadas en el apartado decimosexto de esta Orden.

    Octavo.-Infracciones y sanciones.

    1. El incumplimiento de lo dispuesto en esta Orden será sancionado en
los términos previstos en la Ley 8/2003, de 24 de abril, de Sanidad
Animal, en su Título V, artículo 82 y siguientes, y el Reglamento de
Epizootias, en su Título IV, artículo 206 y siguientes.

    2. La infracción por un veterinario, en desarrollo de la campaña
oficial o no, de lo previsto en esta Orden o de las disposiciones
relativas a materia de sanidad animal supondrá la prohibición para
intervenir como veterinario actuante en las tres campañas oficiales
siguientes, sin perjuicio de otro tipo de responsabilidad en la que
pudiese incurrir.

    3. Cuando la infracción de lo previsto en esta Orden o de las
disposiciones relativas a materia de sanidad animal sea cometida por
un veterinario actuante en la campaña oficial, las consecuencias
previstas en los párrafos superiores supondrán, además, la pérdida
inmediata de su habilitación como veterinario actuante.

    Sección Segunda. Campaña oficial de vacunación
Noveno.-Calendario de la campaña oficial de vacunación.

    La campaña oficial de vacunación contra la rabia dará comienzo el día
16 de mayo y terminará el 30 de junio de cada año.

    Décimo.-Facultativos veterinarios actuantes en la campaña oficial de
vacunación.

    La vacunación se llevará a cabo por veterinarios colegiados en el
ejercicio libre de su profesión, sin perjuicio de la intervención de
los Servicios Veterinarios Oficiales.

    Undécimo.-Elección de los veterinarios actuantes.

    La elección de los veterinarios actuantes se llevará a cabo por los
Colegios Veterinarios Oficiales de cada provincia.

    Los Veterinarios colegiados que cumplan los requisitos para el
ejercicio libre de la profesión podrán presentar sus solicitudes ante
los Colegios Veterinarios Oficiales, suponiendo esa presentación la
aceptación de las condiciones de desarrollo de la campaña que se
recogen en esta Orden.

    Cada uno de los Colegios Veterinarios Oficiales propondrá al Servicio
Provincial correspondiente del Departamento de Agricultura, una vez
al año y previo al inicio de la campaña oficial, una relación de
veterinarios actuantes por Zona Veterinaria.

    Duodécimo. Habilitación para actuar.

    1. El Director del Servicio Provincial de Agricultura correspondiente
habilitará a los veterinarios actuantes en cada zona veterinaria,
mediante Resolución que se notificará a través de su publicación en
el BOA para su público conocimiento.

    2. La habilitación de los veterinarios actuantes tendrá carácter
anual.

    Decimotercero.-Requisitos de los veterinarios actuantes.

    Los veterinarios actuantes, para poder ser seleccionados y
habilitados, deberán cumplir con los siguientes requisitos:

    1.-Presentar en el Colegio Veterinario Oficial que corresponda
justificantes de estar al día en sus obligaciones tributarias y de
seguridad social.

    2.-Disponer, como consecuencia de la actividad del ejercicio
profesional, de un sistema de gestión de residuos sanitarios, de
acuerdo con el Decreto 29/1995, de 21 de febrero, de la Diputación
General de Aragón, de gestión de residuos sanitarios en la Comunidad
Autónoma de Aragón; y el Decreto 52/1998, de 24 de febrero, de la
Diputación General de Aragón, respecto a los requisitos mínimos
exigibles en la gestión de los residuos sanitarios.

    3.-No haber sido sancionado por el incumplimiento de las normas
recogidas en las Órdenes del Departamento de Agricultura reguladoras
de las campañas de vacunación antirrábica en los tres años
anteriores.

    Decimocuarto.-Desarrollo de la campaña.

    Antes del inicio de la campaña los veterinarios actuantes adscritos a
cada Zona Veterinaria deberán mantener una reunión con el Coordinador
de la misma, al objeto de realizar la adecuada planificación y
transmitir a los veterinarios actuantes las correspondientes
instrucciones de actuación.

    1. Los veterinarios actuantes, durante la campaña oficial, sólo
podrán vacunar contra la rabia en los municipios y lugares que le
asigne el Coordinador de la Zona Veterinaria para la que haya sido
elegido.

    2. Con carácter general, durante el periodo oficial de vacunación,
ningún veterinario que actúe en la campaña oficial de vacunación
podrá hacerlo en dos Zonas Veterinarias distintas. Cualquier
excepción a esta regla deberá ser autorizada expresamente por el
Director del Servicio Provincial de Agricultura correspondiente.

    Decimoquinto.-Planificación y coordinación.

    1. La planificación y coordinación de la campaña se realizará, en el
ámbito provincial, por la Sección de Producción y Sanidad Animal de
los correspondientes Servicios Provinciales de Agricultura. En el
ámbito municipal correrá a cargo del Coordinador de los Servicios
Veterinarios Oficiales de la Zona Veterinaria correspondiente.

    2. Con carácter previo a la iniciación de la campaña, el Coordinador
de la Zona Veterinaria facilitará a los veterinarios actuantes el
calendario de vacunación y los
puntos de ejecución, teniendo como base la información y colaboración
de los Ayuntamientos respectivos.

    3. Los Ayuntamientos pondrán en conocimiento de sus vecinos el lugar,
días y horarios en los que se va a proceder a la vacunación en
desarrollo de la campaña oficial y, para ello, habilitarán un local
que sea apto como centro de vacunación.

    Decimosexto.-Control de la campaña.

    1. Al término del periodo de la campaña oficial (30 de junio) los
veterinarios actuantes entregarán al Coordinador de la Zona
Veterinaria correspondiente un parte, en soporte informático o en
papel, que reflejará todas las vacunaciones realizadas, especificando
los datos que se recogen en el Anexo I de esta Orden, respecto a los
animales identificados con transponder o microchip. En el caso de
animales que no estén identificados con transponder o microchip dicho
parte se realizará dejando constancia de los datos básicos del
propietario de acuerdo con el Anexo II de esta Orden.

    2. En el caso de que hubiera habido incidencias se comunicarán por
escrito al Coordinador de la Zona Veterinaria.

    3. Los Coordinadores de Zona informarán a la Sección de Producción y
Sanidad Animal del Servicio Provincial que corresponda sobre las
circunstancias, incidencias y desarrollo de la campaña, expresando
los datos que así lo requieran dentro del ámbito geográfico del
municipio en que por su actuación sea competente. En todo caso se
garantizará la confidencialidad de los datos aportados, de acuerdo a
la Ley Orgánica 15/99 de protección de datos de carácter personal.

    4. Los Colegios Veterinarios Oficiales al igual que los Servicios
Veterinarios Oficiales de la Administración velarán por el control de
la campaña y por el cumplimiento íntegro de esta Orden.

    Zaragoza, 14 de mayo de 2003.

    El Consejero de Agricultura, GONZALO ARGUILE LAGUARTA




© Marzo 1997 - Bases de datos producidas por el Departamento de Presidencia
y Relaciones Institucionales del Gobierno de Aragón